administrator No hay comentarios

El coste de la energía renovable ha ido reduciéndose en los últimos años, cada vez de manera más rápida. Lejos de estancarse, esta tendencia continuará y la energía verde será sistemáticamente más barata que los combustibles fósiles para 2020. Así lo ha indicado el nuevo informe de la International Renewable Energy Agency (IRENA). Este documento, que lleva por título Los costes de la generación de energía renovable en 2017, ha sido publicado el 13 de enero, primer día de la octava asamblea de IRENA en Abu Dhabi.

Según el informe, el coste de la energía eólica terrestre ha caído un 23% desde 2010. Globalmente, su coste tiene una media de 0.06$ por kilovatio-hora, aunque en algunos casos se encuentra en 0.04. Por su parte, el de la energía solar fotovoltaica se ha reducido un 73% en el mismo periodo, situándose en los 0.10$ por kilovatio-hora. La electricidad generada mediante combustibles fósiles suele costar entre 0.05 y 0.17$.

IRENA predice que los costes de la energía renovable seguirán reduciéndose, llegando a la mitad en 2020. Esto significa que, en dos años, la energía eólica terrestre y la solar fotovoltaica podrían estar produciendo electricidad a 0.03$ el kilovatio-hora. El director general de IRENA, Adnan Amin, ve un inminente y significativo cambio de paradigma en el sector de la energía. “Estas reducciones de costes en las diferentes tecnologías no tienen precedentes y son representativas del grado en el que la energía renovable está revolucionando el sistema energético global”, ha explicado.

Las causas de esta tendencia

Y, ¿a qué se debe esta reducción de los costes de la energía renovable? Hay varios factores que han confluido. Uno de ellos la preferencia en aumento de los gobiernos por los procesos de licitación competitivos a la hora de dar contratos para crear nuevas centrales energéticas. Esto está contribuyendo a la reducción de las tarifas. Además, existe una amplia base de desarrolladores con experiencia compitiendo por oportunidades para sus proyectos en todo el mundo. Y, en tercer lugar, nuevos avances en estas tecnologías están teniendo lugar constantemente.

Nuevas oportunidades para la energía renovable

La energía eólica terrestre y la solar fotovoltaica son las líderes en estos momentos. Sin embargo, otras tecnologías hermanas están ganando competitividad. Según las estimaciones de IRENA, la eólica marítima y la solar por concentración costarían entre 0.06 y 0.10$ por kilovatio-hora para 2020 o 2022.

Además, no son solo las energías solar y eólica las protagonistas de este cambio de paradigma. El informe también destaca otras fuentes de energía verde que también son relevantes, como la bioenergía, la geotérmica o la hidroeléctrica. Estas fuentes de energía han sido capaces de competir con los combustibles fósiles en algunos casos durante el pasado año.

La caída de los costes lleva a mayores inversiones. Desde el año 2013 se ha invertido más de un billón de dólares en energía renovable. Además, esta industria proporciona cerca de diez millones de puestos de trabajo. “Pasarse a las renovables para la generación de energía ya no es solo una decisión por conciencia medioambiental”, explica Amin. “Esperamos que esta transición vaya a más en todo el mundo en 2018”.

 

Fuente: Forbes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *