administrator No hay comentarios

Todo apunta a que en 2018 veremos un auge significativo de la domótica y las construcciones inteligentes. Servicios como Amazon Home & Business Services están facilitando la proliferación del Internet de las Cosas, ya que aportan una programación sencilla; un precio fijado por dispositivo, termostato o interruptor; una logística confiable; y un conocimiento general de los servicios que se ofrecen. Ahora los consumidores saben que existen empresas que ofrecen este tipo de instalaciones. De esta manera, la demanda irá en aumento y con ella la oferta, que continuará expandiéndose durante este año.

A continuación, veremos siete factores que indican que el auge de la domótica no ha hecho más que empezar.

1.- Mayor visibilidad

En el último año, grandes marcas como Apple han aumentado significativamente su oferta en dispositivos para hogares inteligentes. Este aumento en visibilidad influye a los consumidores a considerar su compra. Así, cada vez va aumentando más y más el interés generalizado por la domótica y las edificaciones inteligentes.

2.-Fáciles de instalar… a simple vista

Los proveedores de productos de domótica enfatizan la simplicidad de sus soluciones. Así, animan a los consumidores a comprar sus productos e instalarlos ellos mismos. Sin embargo, en muchos casos esto no es del todo posible. Dos de las compras minoristas en domótica más frecuentes, termostatos y timbres con vídeo, pueden ser todo un reto a la hora de instalarlos dependiendo del cableado existente en el edificio. Esto hace que muchos consumidores tengan que acabar contratando a un profesional.

3.- Tecnología inalámbrica

Los dispositivos inalámbricos pueden resultar más sencillos de instalar. Sin embargo, la proliferación de este tipo de tecnología puede dañar la red del hogar. La televisión OTT, la distribución de vídeo 4K y la realidad virtual puede castigar una infraestructura inalámbrica que debe ser compartida con otros dispositivos de domótica. Así, mientras en las construcciones se continúe favoreciendo la tecnología inalámbrica, se necesitarán instaladores de tecnología doméstica.

4.- Dispositivos de domótica como regalo

Este tipo de tecnología se está convirtiendo en un regalo recurrente. Esto amplía el mercado a un sector de la población que no necesariamente estaba interesado en la domótica en primer lugar. Se estima que el 20% de las personas que poseen algún dispositivo para hogares inteligentes lo recibió como regalo. En muchos casos, se trata de millennials regalándolo a sus padres, menos expertos en tecnología.

5.- Mejor logística

El nuevo paradigma logístico contribuye al menor coste y a la adopción de tecnología doméstica. Ahora es más fácil que nunca encontrar, comprar y recibir dispositivos electrónicos, que en ocasiones hasta podemos recibir en casa el mismo día. En esta línea, también existe una mejor logística en instalación y prestación de servicios.

6.- Auge de la realidad virtual y la realidad aumentada

El uso de la realidad virtual y la realidad aumentada al servicio de la domótica es un fenómeno que quizá no veamos en 2018 pero sí en 2019. Estas tecnologías pueden ser utilizadas para atención interactiva al cliente. Así, se podrán solucionar problemas de manera virtual sin necesidad de que los técnicos tengan que desplazarse.

7.- Ciberseguridad

El aumento de la presencia digital en el hogar traerá consigo la necesidad de una ciberseguridad eficiente. De este modo, veremos la proliferación de sistemas tanto de seguridad física, como digital, para proteger los datos y la privacidad de los consumidores.

 

Fuente: CEPro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *